Tinta en papel o en pantalla???

Libros tradicionales vs e-readers

Ahora que se acerca la navidad una gran listas de deseos vienen a mi mente… por el momento me enfocaré en las listas materiales y en una en especial.

 

Han de saber que una de mis fascinaciones es la lectura y la escritura (gracias a ello terminé escribiendo este bizarro blog jajaja). Una persona amante de la lectura no me dejará mentir que, entre más libros podemos leer mucho mejor; nos llevan a lugares lejanos, vivimos aventuras, historias y tristezas… y algo que viene por añadidura: aprendemos muchas cosas.

Desde hace ya algunos meses (ya casi un año) llevo teniendo esta pequeña hormiga en mi cabeza que no me deja en paz: los libros electrónicos y sus dispositivos, los e-readers.

Bueno, a estas alturas la mayoría sabemos que un e-reader nos permite leer cómodamente miles y miles de libros sin necesidad de cargarlos físicamente, todos ellos en un simple dispositivo que pesa mucho menos de lo que pesa alguno de mis libros favoritos. Su tamaño es impresionante, aunque los hay de diferentes modelos la mayoría no excede el tamaño de un cuaderno profesional (obviamente se prefieren los más pequeños); actualmente permiten realizar subrayados, anotaciones así como colocar diferentes separadores; y finalmente el punto principal y que los separa de cualquier dispositivo tipo tableta de hoy en día: la tinta electrónica. Este tipo de tecnología brinda la ventaja de leer igual que en una página impresa, es mate por lo que no hay brillo ni reflejos que distraigan, de esta manera uno puede leer y leer sin que se canse la vista (lo que no sucede en una computadora, celular inteligente, tableta o laptop).

En la otra esquina (y donde empieza mi conflicto), están los tradicionales libros a papel impreso. ¿Qué puedo decir que ustedes no conozcan de ellos?: NADA. Simplemente es delicioso tener un libro en las manos, sentado o recostado ahí, en ese delicioso lugar mientras uno se pierde en su mundo pasando entre página y página; y algo a lo cual, los que aman los libros no me dejarán mentir: es verdaderamente increíble tener un libro nuevo, recién adquirido y olerlo. Llámenme loco, pero es una sensación difícil de explicar. Además, ¿a cuántos de nosotros no nos encanta tener en ese librero privado nuestras novelas más preciadas?

Como verán, entre esos dos puntos de vista, mi decisión no es fácil. Comodidad, ligereza y tecnología contra sentimientos, sensaciones y el resguardar la copia física de lo que nos apasiona.

Hasta ahora estoy pensando en darle una oportunidad a la tecnología, no sin descartar que continuaré guardando mis joyas y compraré aquellas que formen parte de ese tesoro privado que tengo, sin embargo aun no me decido. p

Pero me encantaría saber ¿qué opinan ustedes?, ¿cuál es su tendencia? y ¿qué elegirían si estuvieran (o estuvieron en su caso) en mi lugar? Espero comentarios!!!

Mientras tanto, aquí les dejo un video divertido, que empieza a generarme nostalgia. Disfrútenlo

PD.- leí un artículo que maneja como otro punto de vista la posibilidad de contaminar menos y ayudar más al planeta (pese a que actualmente muchos libros son hecho con material reciclado)

El Gato Gris

@gatogrisvb

Anuncios

Siéntete libre en escribir!!!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s